domingo, 17 de julio de 2011

Pecando en el monte (1 de 2)


Buenas sandreros,

Como ya sabéis David me va a tener un poquito abandonada este verano así que, aparte de buscarme un amante, me llevó un par de días fuera de Madrid para desconectar un poco.

El destino fue un pueblecito muy pequeño en mitad de la montaña donde apenas había gente: se notaba que allí no era época de vacaciones... Al comer en el restaurante pudimos comprobar que ligar no sería difícil pero todo el mundo era muy mayor... excepto un grupito que se notaba que estaban por trabajo ya que todos iban con el uniforme de empresa. En ese grupo había un chico joven al que eché el ojo (y el cual me lo echó a mi jijij).

Durante la comida le estuve observando e intercambié con él alguna que otra mirada pero enseguida se marchó ya que cuando llegamos él ya estaba con el postre. El resto de la tarde estuve comentando con David que el chico me había gustado y que sería todo un reto ligármelo, aunque ambos sabíamos que eso iba a ser una misión imposible! Nuestras ganas se transformaron en realismo y decidimos dejar nuestras fantasías para otro momento más oportuno jijiji seguimos pues con nuestro plan de desconectar y disfrutar del campo, de la montaña, hacer senderismo, fotitos...


Y así llegó la noche... al llegar al hotel, David se duchó y le dije que esa noche iba a sorprenderle. Quería que me esperara en el bar del hotel tomando algo y en cuanto yo bajara iríamos al restaurante a cenar. 


Cuando estuve lista, salí de la habitación, me notaba super nerviosa y estaba muy excitada jijijiji el conjuntito que me puse sabía que iba a volver loco a David.... lo que no esperaba es que también fuera a volver locos a todos los hombres que había en el bar jijiji y sabéis qué? me encantó notar esas miradas lascivas sobre mi cuerpo... pero aún más cuando me fijé en como David me estaba mirando. Fuimos al restaurante y en cuanto entramos vi que el chico que había visto por la mañana estaba allí, ufffff me encantó verle y más aún cuando al entrar por la puerta vi como él se me quedaba embobado mirando y finalmente me devolvía una sonrisa... empezaba a creer que nuestra fantasía aún podía tener lugar....

PD: estas fotitos las hice una noche que salí a cazar con David y un Sandrero por Huertas. Nos lo pasamos genial repetimos?

miércoles, 6 de julio de 2011

Chico, amigo, amante...

Hola Sandreros,

estos días estoy un poquito ocupada y quería comentaros porqué. Durante el mes de Agosto y algo de Septiembre, David estará fuera, en parte por motivos de trabajo y en parte porque se va de vacaciones con sus amigos.

Pero ni él ni yo queríamos que yo estuviera sola y aburridilla durante ese tiempo, de modo que decidimos que lo mejor era que tuviera un amante para estar "ocupada" jijiji

Llevo ya unas semanas buscándolo. Mi idea era encontrarle presentándome como una chica sola, no como pareja. Nunca había hecho algo parecido ya que David y yo siempre vamos "de la mano".

La búsqueda la hice por el chat. Aunque parezca algo fácil para una chica no lo es en absoluto. Propuestas tenía de todo tipo pero yo buscaba algo concreto. Quería encontrar a un amigo y luego convertirnos en amantes.

Después de hablar por chat y msn con muchos chicos me decanté por ir empezando a conocerlos en persona. Con David en casa iba de cita en cita.

He conocido a muchos chicos interesantes. Pero no terminaba de encontrar lo que buscaba. La mayoría venía con la única intención de ir a la cama y yo buscaba otro nivel de entendimiento.

Entonces apareció C. Un chico normal físicamente hablando. Ni cachas ni gordito, ni alto ni bajo, tampoco era el más guapete de los que he conocido, pero con él fue distinto. Realmente vino a conocerme y se interesó por mi. No venía a llevarme a la cama. Él buscaba una amiga.

Tuvimos varios encuentros: charlando, tomando algo, paseando, fuimos de compras.... siempre como dos amigos. Por un lado me lo pasaba muy bien con él, pero por otro lado tenía miedo de que me considerara realmente solo su amiga y no pudiera convertirle en mi amante. También tenía miedo de que el chico se "pillara" y buscara algo más serio, de modo que en alguna ocasión le tuve que advertir que yo estaba muy bien "sola" y no buscaba ninguna relación sino amistad.


El punto fuerte llegó precisamente ayer. Me invitó a su piscina (vive en un bloque con una comunitaria) y no me lo pensé dos veces. La situación fue un poco rara ya que nos cruzamos con el portero, el socorrista, los vecinos.... y seguro que todos se preguntaban por mí. Pusimos las toallas en el césped y nos tumbamos al sol. Hacía mucho calor. No tardé mucho en pedirle que me pusiera crema. Fue un poco raro ya que él estaba supercortado, hasta le temblaban un poco las manos. Notaba que no se acercaba a ninguna zona "conflictiva" y en mas de una ocasión tuve que decirle que no se cortara y me pusiera bien... de crema!


Después de ese momento "tenso" seguimos charlando tumbados. La cosa se iba poniendo cada vez mejor. Nos íbamos acercando y estábamos practicamente al lado uno del otro. En ese momento decidimos irnos a bañar. Dentro del agua la cosa es distinta: ahí hay que tocarse sí o sí! y eso fue lo que propició que se lanzara y me diera el primer beso. Yo me dejé llevar. Tuvimos un encuentro bastante tórrido dentro del agua mmmm

Por no dar mucho el cante decidimos ir de nuevo a las toallas. Allí seguimos, pero claro, eso se nos estaba yendo de las manos. Nos fuimos de la piscina a un bar cercano a tomar algo. Fui al baño y mandé un sms a David para informarle de "la situación". Él me dijo que quería verme y se vino al mismo bar. Estaba yo con mi amante en una mesa y David en la de al lado jajaja qué situación más rara!!

Mientras tomábamos algo nos cogíamos un poco de la mano y nos dábamos algún pico. Al acabar era ya tarde y le dije que me tenía que ir. Él se ofreció a llevarme. Acepté. De camino al coche nos enrollábamos en cada esquina. Cada vez con más intensidad. David nos seguía por la calle de lejos. Llegamos a su coche y nos fuimos.

La despedida al lado de mi casa fue exagerada. Los dos nos deseábamos pero ese día no pasaría más. Pasará otro día, eso seguro.

Este viernes tenemos cena y copas. Creo que ya tengo a mi amante.

PD: Las fotitos las hicimos cuando un sandrero se ofreció a hacerme un "masaje especial" mmmm